Felisin Paran

Hija menor de la Casa Paran de Unta. Encariñada con su hermano Ganoes y débil según Tavore. Durante los hechos de Las Puertas de la Casa de la Muerte, tenía quince años.

Las puertas de la Casa de la Muerte


Arrestado como noble durante la purga de Unta, es enviada a las minas de Otataral de Siete Ciudades por su hermana Tavore, como demostración de la lealtad de la Casa Paran a la emperatriz Laseen, después de la caída de su casa ya que Ganoes Paran se había convertido en renegado bajo Dujek Unbrazo.

En la fila a los barcos de esclavos, Felisin se encuntra con otros presos Heboric Manos fantasmales y Baudin. Baudin intenta protegerla de toda violencia, pero cuando llegan a a ls minas, Felisin se prostituye a los guardias a cambio de comida y droga. Se hace amante de Beneth, capataz de la mina, para protegerse y obtener favores. Adicta al Durhang y al alcohol, pasa sus días drogada para evitar el dolor, acrecentando su odio hacia Tavore, a quien hace responsable de su condición y soñando con venganza.

Cuando los guardias del campamento se sublevan en el levantamiento del Torbellino, Heboric,  Baudin y ella logran huir al desierto. En ese viaje descubre que Baudin es un espolón, enviado por su hermana para protegerla, y que tenía la intención de sacarla de las minas lo antes posible. Baudin mata a Beneth en la fuga.

Felisin por Sulphar Fire

Después de ser liberada, Felisin sigue queriendo venganza contra Tavore, y ahora también hacia Baudin. Son rescatados de la costa del desierto por Kulp y la tripulación del Ripath, pero tras un viaje desastroso a través de las sendas llegan al Sagrado Desierto de Raraku. Felisin aleja a Baudin y se ceba con Kulp y Heboric. Cuando el d'ivers Gryllen mata a Kulp, Baudin reaparece (no había renunciado a su misión), salvando las vidas de Felisin y Heboric a costa de la suya, muriendo en los arrepentidos brazos de Felisin.

Felisin y Heboric continúan y se encuentran con Leoman y el Toblakai, que custodiaban el Libro de Dryjhna y el cadáver de Sha'ik. Felisin es proclamada 'Sha'ik Renacida' por Leoman y siente a la diosa del torbellino. Viajan al oasis en el corazón de Raraku, donde toma el mando del Torbellino y exigie la obediencia de los magos supremos, Bidithal, Febryl y L'oric. En lugar de abrir el libro, llega a un acuerdo con la diosa del torbellino, desatando un muro de arena visible a cientos de leguas de distancia.

En Raraku, adopta a una huérfana y la llama Felisin la Menor. Ordena a Korbolo Dom y su ejército volver de Aren ya que su hermana Tavore viene con un ejército para derrocar el levantamiento.

Memorias del Hielo


Ganoes es informado del destino de su familia por Dujek: sus padres muertos y Felisin enviada a las mina de otataralita. Señaló que los nobles demasiado jóvenes para casarse habían sido asesinados extraoficialalmente y que Tavore había salvado la vida de su hermana.

Más tarde, en medio de la destrucción de Capustan, Ganoes tuvo una visión de un monolito de piedra verde que se elevaba sobre la arena del desierto. Sin darse cuenta, observó a su hermana Felisin y sus compañeros, Baudin y Heboric, en el momento en que el historiador tocaba la estatua de jade en Siete Ciudades.

Ganoes sabía que Tavore encontraría una forma de sacar a Felisin de las minas y que estaría protegida. Pero sabía que la Felisin que volvería ya no sería la niña que conocían. Deseó haber encontrado otro camino, y piensa que la nueva adjunta algún día pagaría caras sus decisiones.

Felisin por Yapattack

La Casa de Cadenas


Mientras se prepara para el enfrentamiento con su hermana en Raraku, la diosa Torbellino es consumida por las fuerzas de la Gran Casa de Cadenas, que reclama el fragmento de esa senda para la casa, dejando a Felisin sin influencia de la diosa.


Tavore mata a Felisin con un solo golpe de su espada, sin saber quién había bajo la armadura, delante de ambos ejércitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...