Kalam Mekhar

Asesino de Siete Ciudades, entre los mejores de la garra hasta que la abandonó. De piel negra, rápido a pesar de su corpulencia.

Suele trabajar con Ben el Rápido, cuya amistad era anterior a se convirtieran en  Abrasapuentes.

Kalam por Slaine69


Los Jardines de la Luna


Kalam era cabo bajo el mando de Whiskeyjack. Tras la batalla en Pale, Kalam estuvo presente cuando Ben traspasó el alma de Mechones a una marioneta. Kalam usó su influencia para averiguar que alguien en la cima del Imperio quería a los Abrasapuentes muertos.

Whiskeyjack lo utilizaba en el rol de asesino. Cada vez que Lástima estaba cerca, Kalam deslizaba el cuchillo a su mano.

Kalam admitió a Velajada sus temores cuando esperaban a Mechones, sabiendo que podría ser rastreado por los Mastines de Sombra.

Kalam y su pelotón fueron enviados a Darujhistan. Llevados por los Quorl Moranthianos a la orilla norte del lago Azur, Whiskeyjack les avisa que el plan había cambiado, ya que querían matarlos a todos. Dividió el pelotón en dos equipos, uno liderado por Kalam y el otro por él mismo. Con Kalam fueron Ben y Lástima. Ben llega y les cuenta a Whiskeyjack y Kalam la reunión que tuvo con Mechones y un plan que había ideado.

Kalam y Ben persuaden a Whiskeyjack de Lástima estaría mejor con él (WJ) y continúan su misión de contactar a la guilda de asesinos sin ella, tarea que resultó difícil tras los recientes ataques andii, de los cuales Kalam y Ben no estaban al tanto. Cercanos a un encuentro, la pareja fue emboscada por una docena de cazadores nocturnos Tiste Andii. Kalam mató a dos, Jekaral y Boruld, pero acabó herido y apenas escapó con vida.

Kalam guardó el cuerpo de Ben cuando éste viaja al Reino de Sombra.

En la noche de la Fiesta de Gedderone, Kalam y los Abrasapuentes se hicen pasar por guardias en la propiedad de Lady Simtal. Allí finalmente entra en contacto con Vorcan Radok, dama de los asesinos y logra un pacto con ella para eliminar a los magos de la Cábala de T'orrud, los verdaderos gobernantes de la ciudad.

Después del ataque del tirano Jaghut Raest, Violín y Seto perparan su munición, pero son detenidos por la aparición de un demonio Galayn. La demora salva la ciudad, ya que dio tiempo a Ben y Kalam para detener el plan que habría detonado las reservas de gas de la ciudad.
Cuando los Abrasapuentes se separan del Imperio para unirse a las fuerzas rebeldes de Dujek Umbrazo, Kalam marcha con Violín para dejar a Apsalar de regreso a su hogar en Itko Kan. Juraron que regresarían, si podían.

Las puertas de la Casa de la Muerte


Kalam junto a Violín, Azafrán y Apsalar viajan por Siete Ciudades en su camino hacia el corazón del Imperio, bajo la apariencia de llevar a Apsalar a casa. Pero Violín y Kalam habían planeado con Ben matar a la emperatriz Laseen durante esa misión. Los dos Abrasapuentes buscarían la casa de Azath de Tremorlor y usarían su puerta para viajar sin ser detectados hasta la Casa de Muerte en ciudad Malaz. Desde allí irían a Unta donde esperaban asesinar a la emperatriz en venganza por los ataques a los Abrasapuentes. Kalam llevaría una roca que serviría para convocar al mago una vez en el palacio. La compañía de Apsalar, antes poseída con las habilidades de un asesino inmortal, mejoraría sus posibilidades. Después de la muerte de la emperatriz, Ben y Kalam tenían a alguien en mente para sucederla. Sin embargo, el plan de Kalam se retrasa cuando coge el Libro de Dryjhna del espía Mebra en Ehrlitan. Kalam marcha a Raraku para entregar el libro a la vidente Sha'ik, y provocar la rebelión del Torbellino.

Aunque Violín cree que eso era una traición a sus compañeros, se resigna al hecho de que la rebelión debilitaría aún más a Laseen. Kalam entrega el libro, pero sin saberlo lo habían seguido Lostara Yil y las Espadas Rojas que asesinan a Sha'ik antes de que pudiera completar el ritual. Ignorante de ello, Kalam se dirige al sur, hacia Aren, para partir en barco a Unta. En el camino rescata a un soldado malazano y su familia de los bandidos que los perseguían después de la caída de la guarnición de Orbal ante los rebeldes: Keneb, su esposa Selv, sus hijos y la hermana de Selv, Minala; que se unen a Kalam en su viaje. Durante este tiempo, se crea una fuerte atracción entre Minala y Kalam.

Kalam y Ben


El grupo tropieza con un campamento rebelde, donde Korbolo Dom había crucificado a 1300 niños malazanos. Kalam usa uno de los regalos de Ben y entran en la senda Imperial. Ellos viajan a través de la senda para llegar a Aren en menos de los tres meses que les costaría viajando por tierra. Al llegar a Aren, Kalam se despide de una afectada Minala.

Un hombre llamado Salk Elan, falso comerciante y compañero de Mebra, le ofrece un pasaje a Kalam en un barco. Kalam desconfía al verlo repeler un ataque de piratas. El viaje que debía durar días, parecía durar semanas. Kalam se vio obligado a utilizar la roca hechizada que le dio Ben para comunicarse con el mago. Ben descubre que Kalam y la nave eran prisioneros de un mago Mockra y rompe las cadenas. La nave finalmente llega al puerto de Malaz (no en Unta), donde Salk Elan resulta ser una garra (Perla). Paraliza al asesino con magia, antes de apuñalarlo en el costado y arrojarlo por la borda. Kalam, herido, llega a la costa, donde varias Manos de la Garra lo persiguen por en las calles de la ciudad. Pero el asesino engaña a las garras, emboscando y matando a tres manos completas. Cuando la Garra finalmente lo atrapa, es salvado por Minala, que lo había seguido desde Aren en otro barco. Finalmente, Kalam se enfrenta a Lassen en la Fortaleza de Mock, pero es una ilusión de Lassen, que usa un cadáver como cuerpo. La emperatriz explica la verdad sobre la rebelión de Dujek y los sucesos de Genabackis y Kalam abandona la idea de matarla.

Kalam se reúne con Violín y el grupo que habían llegado a Ciudad Malaz a través de la Casa de Muerte. Tronosombrío lleva a Kalam y Minala a Sombra como padres de los mil trescientos niños que el demonio Aptoriana puso bajo su custodia.

Memorias del Hielo


Durante una lectura de la Baraja cerca de Pale, el mago Abrasapuentes Eje, dibuja la carta del Asesino de la Gran Casa de Sombra. Tarda un rato en reconocer la cara de Kalam en la carta. Eso les hace ver a los Abrasapuentes la verdadera misión de Kalam y Violín. Una conversación entre Whiskeyjack y Dujek revela que Ben nunca pensó en serio en asesinar a la emperatriz Laseen. Consciente de las verdaderas motivaciones de sus acciones, envió a Kalam contra ella porque solo una reunión cara a cara con ella lo habría convencido de que ella no era su enemiga. Después de la batalla de Coral Negro, Ben y Ganoes Paran visitan la tumba de los Abrasapuentes en el interior de Enjendro de Luna.

Ben les deja una roca hechizada para el caso de que él y Kalam necesitaran visitarlo.

La Casa de Cadenas


Según un comentario de Cotillion, Kalam y Minala estan casados. Los mil trescientos niños llevados al Reino de Sombra habían sido entrenados para convertirse en la Compañía de Sombra.

Después de dejar Sombra y partir hacia Raraku, Kalam encuentra a Irriz y renegados de Siete Ciudades encerrados en la antigua fortaleza de B'ridys, al borde de un acantilado, donde los soldados malazanos de la Segunda Compañía del Regimiento Ashok bajo el mando del sargento Cordón se habían refugiado (el capitán Tierno y el teniente Poros habían desaparecido mientras exploraban la fortaleza). Junto con la niña Peccado y un demonio azalan, Kalam elimina a casi todos (unos 500) guerreros rebeldes, tomando a Irriz como prisionero. Durante esos hechos, Kalam libera por accidente un demonio del fondo de un pozo de la fortaleza de B'ridys.


Los Cazahuesos


Kalam acompaña a Tavore y T'amber a la Fortaleza de Mock en ciudad Malaz, donde se reunen con la emperatriz y descubren que han restituido a Korbolo Dom como Puño Supremo y a Mallick Rel como consejero, traicionado a Tavore. Kalam y las dos mujeres tienen que luchar por sus vidas en una persecución salvaje hasta el puerto donde la flota de Nok y el resto del 14ª ejército y sus aliados, mientras que las garras al mando de Perla los persiguen para matarlos.



Kalam da tiempo a Tavore y T'amber alejando a algunas de las Manos de Garra. Mientras Kalam las envía por la orilla del río Malaz hacia el puerto, él se dirige por los tejados al arrabal del Ratón donde tiene un enfrentamiento con Perla dos Manos. Kalam logra matar a todos menos a Perla una garra, pero finalmente es derribado por Perla con una daga envenenada con un veneno de araña kartooliana, para que muera en una agonía prolongada.


Tronosomrío lo encuentra apenas vivo, y lo entrega al Azath de Ciudad Malaz; la Casa de Muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...