lunes, 30 de septiembre de 2013

Carpe Jugulum

Ficha:

Autor: Terry Pratchett
Año: 2008
Género: Fantasía.






Sinopsis

Veamos, si Carpe diem es «Aférrate al momento», entonces Carpe jugulum significa…
… «¡Directo a la yugular!».




Un lema perfecto para el escudo de armas de la familia de vampiros que el rey Verence de Lancre ha invitado a la ceremonia de imposición de nombre de su hija recién nacida (aunque, como descubrirá el sacerdote Poderosamente Avena, hay que tener mucho cuidado con los nombres de la realeza). Los Urrácula son vampyros modernos que han adaptado la ortografía para estar en consonancia con los nuevos tiempos. Aún mejor: han descubierto el poder del pensamiento positivo para rechazar cualquier intento de ser dominados, sojuzgados y exterminados. Inmunes a los ajos, las estacas y los símbolos religiosos, han salido del ataúd y quieren un bocado del futuro.

Y el futuro empieza por Lancre. Pero el pequeño reino montañoso cuenta con buenas defensas: las brujas Yaya Ceravieja, Tata Ogg, Agnes y, aunque tenga que cambiar pañales entre hechizo y poción, la reina Magrat. Eso sin contar el ejército de hombrecillos azules que lleva un tiempo dando vueltas por la región.

La guerra entre vampiros y brujas dentro del Nuevo Orden del Mundodisco acaba de empezar. El reverendo Poderosamente Avena sospecha que, más que una plegaria, va a necesitar un hacha…

Mi opinión

Esta entrega de uno de mis escritores favoritos  nos lleva de nuevo al reino de Lancre, donde hay un rey porque las brujas quieren que así sea.

La novela, que está un punto por debajo de las últimas que he leído de nuestro gran Terry, centrada en una de las razas que aparecen y desaparecen de los libros y que nunca antes habían tenido un protagonismo total en una de las obras: los vampiros.

Pero estos no son vampiros, son "vampyros". Es decir, una especie de evolución de la raza ancestral en estos tiempos modernos que corren y que, paradojamente utilizan el mayor de los poderes de Yaya Ceravieja, la cabezología (aquí llamado pensamiento positivo) que no es otra cosa que conseguir que las cosas ocurran porque se te mete en la cabeza que tienen que ocurrir (o cree en ti mismo, que diría Bucay).

Pero claro, todo cambio lleva una respuesta conservadora por parte de la sociedad. En este caso la sociedad es relativamente pequeña: Igor, que quiere seguir en su lúgubre castillo con sus chirridos y sus telarañas, y los hijos de la familia, que al ser unos eternos adolencestes, lo que les mola es ser unos bestias y además, a ser posible, llevar la contraria a sus progenitores.

A partir de aquí, Pratchett juega de nuevo con los tópicos para lanzar la caballeria, especialmente la política y la religión, encarnada en el personaje del reverendo Poderosamente Avena. La novela es entretenida, y tiene grandes momentos, pero la historia nos suena demasiado a cosas que ya hemos visto, perdiendo un poco de la originalidad y frescura de las obras de su autor. No obstante, solo por el personaje de Igor y su mascota Retales, ya merece la pena leerlo.

El tema de las brujas se hace a veces un poco cansino por la repetición de situaciones ya desplegadas en otros libros haciendo que la historia se encalle en ocasiones y salga un poco a trompicones de algunas situaciones, aunque la lucha filosófica entre Yaya y Poderosamente Avena es digna de mención.

Otros de los personajes que no me acabaron de encajar, aunque son divertidos, son los Nac Mac Feegle, que en su versión original hablablan en escocés y que aquí fueron traducidos con mucha gracia a una especie de gallego-astur que les queda que ni pintado.

No obstante, no entendí el por qué de estos personajes en la obra.

Mi valoración


jueves, 12 de septiembre de 2013

Hijos de Dune

 Hijos de Dune

Autor: Frank Herbert

Año publicación: 1976
Categoría : Ciencia ficción
 






Sinopsis:
Leto Atreides, el hijo de Paul -el mesías de una religión que arrasó el universo, el mártir que, ciego, se adentró en el desierto para morir-, tenía ahora nueve años. Pero es mucho más que un niño, porque dentro de él laten miles de vidas que lo arrastran a un implacable destino. Él y su hermana gemela, bajo la regencia de su tía Alia, gobiernan un plaeta que se ha convertido en el eje de todo el universo: Arrakis, más concoido como Dune. Y en este planeta, centro de las intrigas de una corrupta clase política y sometido a una sofocante burocracia religiosa, aparece de pronto un predicador ciego, procedente del desierto. ¿Es realmente Paul Atreides, que regresa de entre los muertos para advertir a la humanidad del peligro más abominable?.
Mi opinión:
Tras el tirón de orejas y las críticas que suscitó la continuación de Dune, esta tercera entrega vuelve a retomar en cierta medida el estilo y la acción del inicio de la saga, con el contexto filosófico en el que parecía estar más interesado su autor.

En la primera parte del libro, Herbert se centra en el desarrollo de los nuevos personajes claves en la historia, Leto (pilar básico) y Ghamina.

El imperio de Muad'Dib se ha transformado irremediablemente en todo aquello por lo que él había luchado. En las manos de Alia, se ha transformado en "otro" mundo más, donde el poder político y económico que genera el monopolio de la Melange se ha instalado en la regencia del planeta, y por tanto en todo el universo conocido.

En estas páginas, los grandes poderes del universo siguen buscando su lugar en el puzzle que ha confeccionado Alia y, para nuestro deleite, vuelve a hacer acto de presencia la casa Corino, los descendientes del antiguo emperador Saddam. Pero allí están los gemelos, en cuyo interior late la memoria de todos sus antepasados, y que tienen muy claro que la única solución para salvar al universo es contínuar el camino iniciado por Paul.

Este posicionamiento de los personajes se lleva a cabo con una narración muy similar a Mesías de Dune, por lo que sus detractores (entre los que no me encuentro) pueden empezar a agobiarse, pues hay que reconocer que, en ocasiones, el críptico lenguaje de Herbert resulta tedioso. No obstante, hay la suficiente "acción", como para no dejar caer los brazos.

En esta parte, se introducen una cantidad sustancial de nuevos personajes, mientras lo más queridos de la saga vuelven a ocupar su lugar en la trama. Así mismo, los acontencimientos hacen que alguno de ellos tome decisiones a priori sorprendentes, lo que hace que crezca el interés por sus motivos personales.

La segunda parte del libro cambia sustancialmente y, con Leto como protagonista total, la novela derrocha acción por los cuatro costados, llegando a tener un climax cercano a Dune, aunque sin llegar a sus niveles (cosa en mi opinión, muy, muy difícil de conseguir).

Una buena manera de enderezar la saga.

Valoración:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...